@mimamultimedios

CAMBIOS

La creciente militarización del Atlántico Sur es una gran amenaza para Brasil y Argentina
Rogério do Nascimento Carvalho
Rogério do Nascimento Carvalho

La creación del Consejo Nacional de Asuntos Relativos a las Islas Malvinas es una respuesta política del gobierno argentino ante la inercia del Comité de Descolonización de las Naciones Unidas en la consecución de varias Resoluciones del Consejo de Seguridad que instan a Argentina y Reino Unido a resolver bilateralmente la cuestión de soberanía del archipiélago de Malvinas. Brasil y Argentina deben superar las quimeras actuales y mantener la unión para defender el patrimonio biológico ya sea en tierra o en el mar, mejorando los mecanismos de disuasión, ya que la riqueza atrae piratas y como sucede en los países africanos

 En este marco Francis Ivanovich corresponsal en Brasil realizo una entrevista, sin duda, que debe ser leída con atención por brasileños y argentinos. 

Rogério do Nascimento Carvalho es abogado brasileño, estudiante de doctorado en el Programa de Integración Latinoamericana en Universidad de São Paulo (USP), Magister de la Escuela Brasileña de Guerra Naval, licenciado en Derecho de las Facultades Integradas de Guarulhos en São Paulo, Investigador de Conflictos Armados en Universidad Federal de Sao Paulo (UNIFESP) y Cátedra José Bonifácio (USP). Analiza quistiones muy importantes sobre las relaciones entre Brasil y Argentina, el destino de Mercosur que Mercosur necesita adquirir una identidad más fuerte, las posiciones estratégicos de los dos países en América Latina y la creciente militarización del Atlántico Sur que considera una gran amenaza para la soberanía brasileña y argentina en siglo 21. Rogério Carvalho también hace un pronostico sobre las elecciones americanas y la vacuna contra Covid-19.

Francis Ivanovich - ¿Cómo evalúa la relación actual entre Brasil y Argentina?


Rogério Nascimento Carvalho - Las relaciones actuales entre Brasil y Argentina se encuentran en su momento más lejano desde el proceso de redemocratización que tuvo lugar en la década de 1980. El vector responsable de la distancia se llama Jair Bolsonaro, quien apoyó públicamente a Mauricio Macri para ser reelegido presidente argentino. Las relaciones cordiales con el vecino, por tanto, se deterioran desde el momento en que es electo Alberto Fernández, donde crecen las animosidades por pertenecer al espectro ideológico distinto a Bolsonaro cuando emite señales de no venir a la toma de posesión de Fernández, además de insinuar varias veces que Argentina eligió el camino equivocado y se alejó del país vecino. Los resultados ya se están sintiendo en la balanza comercial, donde Brasil pierde espacio con el ascenso de China como principal socio comercial de Argentina en abril de 2020. El autoritarismo en marcha en Brasil no es compatible con la unión de esfuerzos que vive Argentina en la lucha contra la pandemia.
Estos factores significan que las relaciones no están en su mejor momento en términos políticos, económicos y sociales.

Francis Ivanovich - La canciller alemana Angela Merkel expresó sus dudas sobre el futuro del acuerdo comercial entre la Unión Europea y los países del Mercosur, debido a la preservación de la Amazonía. ¿Tiene futuro el Mercosur?


Rogério Nascimento Carvalho - Creo que, en primer lugar, el Mercosur necesita adquirir una identidad más fuerte. Intervenciones recientes en Paraguay y Venezuela muestran que el sistema institucional es frágil y necesita una mejor cooperación entre los miembros fundadores. El acuerdo comercial con la Unión Europea es importante para ambas partes. Cabe señalar que la cuestión de la conservación de la Amazonía está directamente vinculada a Brasil y la negociación comercial se refiere a los bloques comerciales. La Unión Europea, a su vez, puede obtener mejores resultados presionando al gobierno de Bolsonaro si mantiene el acuerdo, ya que no abre espacio para otros bloques y países que no tienen la misma mentalidad. Es importante señalar que el acuerdo se ha acuñado durante dos décadas y el impacto de los grupos de presión del sector y los políticos europeos no puede dañar el acuerdo, donde los dos bloques pueden compartir ganancias relevantes. La opinión de Angela Merkel, canciller alemana y la presión ejercida por Emmanuel Macron, presidente francés, refleja las dificultades ocasionales de la administración interna en sus países y ve la defensa de la causa amazónica como un elemento de destrucción del ecosistema, pero también de supervivencia y creación política de hecho relevante para el desvío de la opinión pública, lo que no invalida el mensaje de la terrible devastación de la Amazonía durante el gobierno de Jair Bolsonaro.


Francis Ivanovich - ¿Qué lugares estratégicos tienen Brasil y Argentina en América Latina?


Rogério Nascimento Carvalho - Brasil y Argentina son países de dimensiones continentales y marítimas. La dimensión continental, representada por la diversidad de los recursos minerales y el importante auge de la agroindustria, muestra la necesidad de inversiones en infraestructura y compartir una cadena empresarial que permita ganancias recíprocas a los países, ya que la canasta exportadora indica la intensidad de la agricultura y la ganadería. Por vía marítima, la reciente expansión de la plataforma continental indica que el descubrimiento de petróleo, nódulos polimetálicos y gas en la costa brasileña y argentina puede indicar la codicia de otras naciones, ya que es una de las últimas fronteras del mundo para iniciar la exploración y, en el caso de los nódulos polimetálicos sirven estratégicamente para las industrias de las potencias económicas, lo que justifica crecientes inversiones militares en la región. Por tanto, se sugieren inversiones en docencia, investigación y desarrollo conjunto, además de profundizar la cooperación bilateral. La pericia bilateral en cooperación nuclear que data de 1991 debe dimensionarse en otras áreas, ya que solo actuando en conjunto pueden fortalecer las intenciones políticas, económicas y estratégicas. La actual situación de desconfianza solo contribuye al debilitamiento de ambos y, así, a exponer la vulnerabilidad a la codicia de actores que explotan las riquezas y dejan un rastro de discordia en la región.

Francis Ivanovich - Proyecto establece la nueva demarcación del límite exterior de la plataforma argentina sobre las aguas del Atlántico Sur, las Islas Malvinas y su espacio marítimo circundante. Otro proyecto crea el Consejo Nacional de Asuntos Relativos a las Islas Malvinas y estará a cargo de la Presidencia de la Nación. ¿Qué podemos esperar como resultado de estas medidas y cómo afectarán a la región?


Rogério Nascimento Carvalho - La demarcación del límite exterior de la plataforma argentina se produjo por decisión en 2016 de la Comisión de Límites de la Plataforma Continental de Naciones Unidas, con base en estudios presentados en 2009 por Argentina, que resulta en la consolidación de derechos que también obtuvieron otras naciones, como Brasil y Rusia en sus respectivas costas y el derecho a explorar inconmensurables riquezas submarinas. Por otro lado, la creación del Consejo Nacional de Asuntos Relacionados con la materia es una respuesta política del gobierno argentino ante la inacción del Comité de Descolonización de las Naciones Unidas en la consecución de varias Resoluciones del Consejo de Seguridad que llaman a Argentina y Reino Unido a resolver bilateralmente la cuestión de la soberanía en el archipiélago de Malvinas, así como la defensa del derecho del pueblo argentino a acceder a las riquezas del mar continental, cuyas inversiones contribuirán al desarrollo y progreso económico del país.
Estas dos medidas, la primera de origen externo (ONU) y la segunda de política interna, muestran el descontento por resolver definitivamente el problema de Malvinas y responden a los recientes movimientos de inversión militar de Estados Unidos y Reino Unido que pretenden mostrar poder naval en el Atlántico Sur para disuadir las pretensiones de Buenos Aires, así como los intereses de proyectos en la Antártida y el archipiélago de Malvinas servirían como punta de lanza y base de suministro, así como otras posesiones coloniales en los mares atlánticos. La creciente presencia de China y Rusia en América del Sur puede reflejar las tensiones globales actuales en las tierras del sur, por lo que ante este escenario, la región, unida, necesita repeler el sesgo militarista y colonial para garantizar sus derechos sobre lo que corresponde a la ley.


Francis Ivanovich - ¿Cuáles son las mayores amenazas para Brasil y Argentina en el siglo 21 a nivel estratégico?


Rogério Nascimento Carvalho - La mayor amenaza en el siglo 21 es la creciente militarización del Atlántico Sur que se ha reforzado desde el conflicto de Malvinas de 1982, con el aumento de las inversiones británicas para defender sus intereses a expensas de América del Sur. El descubrimiento de riquezas también llama la atención de otros países, como Estados Unidos, que reactivó la cuarta flota en 2008 en la región, y ciertamente para apoyar el movimiento británico. Por otro lado, se debe observar de cerca la presencia china y rusa, ya que a nivel global se oponen a los intereses de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en el continente. El motivo del interés además de la riqueza está en el control de las vías de comunicación marítima de las que Brasil y Argentina forman parte del fuego cruzado, además de la biodiversidad, el acceso al agua y los recursos hídricos. Brasil y Argentina deben superar las quimeras actuales y mantener la unión para defender el patrimonio biológico ya sea en tierra o en el mar, mejorando los mecanismos de disuasión, ya que la riqueza atrae piratas y como sucede en los países africanos, podemos ser blanco de un despojo indebido de riquezas, así como potencias colonialistas presentes en la región.


Las próximas elecciones estadounidenses de Trump o Biden, ¿qué pueden
significar para Argentina y respectivamente Brasil?
Rogério Nascimento Carvalho
- La victoria de Donald Trump o Joe Biden no señala grandes cambios para Brasil y Argentina. En el caso de Argentina, la victoria del demócrata Biden puede significar una mejor expectativa de acercarse y buscar incrementar las relaciones económicas. Durante la administración Trump, las relaciones con Argentina fueron mejores en el período de Macri, debido a la amistad personal de años que no se repite con el actual presidente Alberto Fernández. Sin embargo, Argentina espera que el próximo presidente estadounidense, Trump o Biden, se puedan construir relaciones políticas con respecto a la defensa del interés nacional argentino, con énfasis en el pragmatismo. Sin embargo, al analizar Brasil, se observa que la eventual victoria de Biden interrumpirá la cercanía presidencial que existe con Trump y la ideología común compartida con Bolsonaro. Las relaciones pueden asumir un papel pragmático, dado que existen intereses estadounidenses en la región junto con el crecimiento de China y Rusia, dado el vacío de Washington en materia de América Latina. Si el ganador es Biden, el tono político-ideológico de Brasil debería enfriarse, ya que los demócratas en el poder exigirán una mayor atención a los temas ambientales, democráticos y comerciales, además de buscar reconstruir el multilateralismo, defenestrado por Trump. En cuanto al resultado de las próximas elecciones de Estados
Unidos, todavía es incierto encontrar al ganador, a pesar de la ventaja de Joe Biden. Sin embargo, algunos aspectos sui generis de ese país deben revisarse para comprender su marco político. El sistema mayoritariamente bipartidista impide el crecimiento de otras voces dentro del escenario político estadounidense que mantiene la forma indirecta de elegir al presidente a través de la elección de delegados y no por voto universal (que provocó la derrota de Hillary Clinton en 2016), es decir, se considera electo el que conquiste la mayoría de los 538 delegados, es decir, el número de 270 delegados.
También hay que considerar que cada Estado tiene reglas de voto y atribución en la composición de los delegados. Este año, Trump recortó fondos del sistema postal de
Estados Unidos encargado de la distribución de votos, ya que es posible votar por correo y tradicionalmente tiene mayor peso democrático. Por ello, a pesar de que los medios de prensa señalan la ventaja de Joe Biden, la elección se lleva a cabo el 03 de noviembre, de manera opcional para el elector y sujeta a injerencias externas como ocurrió en 2016.
Así, el movimiento de actores y el factor de presencia de la los votantes pueden diluir la ventaja de Biden y reelegir a Trump. Este escenario es terrible para la democracia global, pero es interesante para los países que quieren ver el papel cada vez más
decadente de Estados Unidos.

Francis Ivanovich - ¿Cuáles son sus expectativas para Brasil y Argentina en 2021 con la confirmación de una vacuna contra Covid-19?
Rogério Nascimento Carvalho - La expectativa para el 2021 es contar con algunas vacunas, resultado de investigaciones científicas de varios laboratorios a nivel mundial.
Hacer uso de este conocimiento depende del establecimiento de asociaciones y la transferencia de tecnología desde los laboratorios. La dimensión continental de los territorios de Brasil y Argentina requiere un esfuerzo en la producción, pero
principalmente en la logística para que las vacunas lleguen a grupos prioritarios y profesionales de la salud. La inmunización de la población se topa con cláusulas contractuales y capacidad de producción en un tiempo récord. Por esta razón, los países
necesitan atraer varios laboratorios, porque si tienen éxito, aumenta la posibilidad de una vacunación exitosa en una escala mayor de la población. Sin embargo, algunas preguntas sobre la vacuna aún no tienen respuesta, tales como la capacidad de
inmunización y lapso de tiempo, así como a qué grupos de población será más eficaz o, incluso, si tendrá éxito en la producción a escala. Todo este razonamiento sigue siendo una cuestión de atención y respeto a las decisiones de las autoridades sanitarias. La
mayor lección en este sentido es imperativa, ya que transmite la necesidad de que los estados nacionales eviten recortes en la producción de ciencia y tecnología, ya que solo el desarrollo del conocimiento es capaz de otorgar verdadera independencia al país, así
como reorientar la producción nacional y regional de equipos. protección y no estar a merced de un solo país. Por lo tanto, invertir en la creación de empleo en las más diversas ramas de la economía y el conocimiento técnico y científico es una lección
importante en el escenario pos pandémico.

Comentarios
You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW